Aquí tienes TRES GRANDES VERDADES:

1) Lo más probable es que alguien que no sabe exactamente a donde va, llegue donde no quiere.
2) Las metas son el ingrediente básico para disfrutar de una vida plena de éxitos y excelencia, en todos lo niveles. Las Metas son la simplificación máxima de lo que quieres lograr en la vida. Tus Metas hablan de quien eres, y cuanta garra tienes, en realidad.

3) Si no tienes unas metas bien establecidas, que cada día inyecten ilusión en tus venas y en tu corazón, y que aporten orientación y sentido a tu vida, estás viviendo, lamentablemente, por debajo del 50% de tu potencial.
 

... Y por favor, NO TE ENGAÑES. Si estás viviendo por debajo del 50% de tu "verdadero potencial", estás alimentando una existencia mediocre. Te estás dejando marchitar en silencio y sin saberlo.


Abre los ojos de una vez... ¡DESPIERTA, ACÉPTALO y ACTÚA!


El consejo del que te hablé al principio de esta carta tiene que ver precisamente con “despertar” y “actuar”. De hecho, encontrarás esas dos palabras exactas cuando lo leas más abajo.


(Por ahora, continuemos...)
No tiene nada de malo aceptar que no estás entregando lo mejor de ti, que no tienes unas metas correctamente definidas, que no tienes claro hacia donde te diriges, que no sabes lo que quieres y en que tipo de persona te quieres convertir... Lo realmente perjudicial y peligroso, es "aparentar" que ya lo sabes, o peor aún, que no necesitas saberlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total